ANA en Acción



Agua, Seguridad Alimentaria y Agricultura

La Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional  2013 - 2021, establece que: “Seguridad alimentaria y nutricional es el acceso físico, económico y socio cultural de todas las personas en todo momento a alimentos suficientes, inocuos y nutritivos, de manera que puedan ser utilizados adecuadamente para satisfacer sus necesidades nutricionales, a fin de llevar una vida activa y sana.

La situación actual 

En todo el mundo la agricultura representa un 70 por ciento del agua que se extrae; en nuestro país representa más del 80 por ciento.

La demanda de las zonas urbanas en acelerado crecimiento aumenta la presión sobre la calidad y la cantidad de los recursos hídricos locales. 

El Perú es uno de los países más vulnerables en cuanto a recursos hídricos se refiere. Los efectos combinados del calentamiento global, el Fenómeno El Niño y los eventos extremos en la hidrología de las montañas están disminuyendo al volumen de agua disponible para la población. Según un informe del Banco Mundial, esta situación puede tener impactos devastadores en los ecosistemas de altura y de las partes más bajas de las cuencas. El Perú ha perdido el 43% de la superficie de sus glaciares desde los inicios de 1970, equivalentes a 870 km2. Por añadidura, también afectaría la generación de hidroenergía, que provee más del 50% aproximadamente de la energía del país.

Según información del MINAG, tenemos una gran vulnerabilidad ante las variaciones climáticas; perdiendo importantes volúmenes de agua y de tierras cultivables en cada campaña agrícola por efectos climáticos asociados, situación que afecta negativamente a la productividad, así como a la variedad, cantidad y calidad de los alimentos producidos. 

Efectos en la seguridad alimentaria 

La gestión del agua es fundamental para la estabilidad de la producción de alimentos. Un acceso fiable al agua incrementa la producción agrícola, ofrece un suministro estable de numerosos productos agrícolas decisivos e ingresos más altos en las zonas rurales.

 

ENSAN (1 Mb.pdf)

Plan GRACC-A

En el Perú, las actividades en la atención, prevención y reducción de riesgo de desastres, han sido principalmente orientadas a la población urbana en temas de vivienda, agua, saneamiento, salud e infraestructura. Sin embargo, los desastres en la agricultura y medios de vida de las poblaciones rurales han impactado económica y socialmente sin que se haya hecho mucho por reducir el impacto de los eventos climáticos extremos sobre la actividad agrícola a un nivel local y regional. 

Esto nos lleva a destacar la necesidad de adaptación, generación de resiliencia y reducción de vulnerabilidad ya que se pone en riesgo la seguridad alimentaria del país. Por ello, es prioridad para el Ministerio de Agricultura, el desarrollo de un plan de gestión del riesgo y adaptación al cambio climático en su sector. 

Por lo mencionado, la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) mediante la Carta N° 70-2011/APCI-DE, pone en conocimiento el acuerdo firmado entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Representación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el Perú, para el desarrollo del Proyecto “Elaboración del Plan de Gestión de Riesgos y Adaptación al Cambio Climático en el Sector Agrario, período 2012-2021 (PLANGRACC-A)”, siendo el responsable de la ejecución el Ministerio de Agricultura (MINAG) con el apoyo técnico de la FAO.

Objetivo:

El objetivo del PLANGRACC-A es proporcionar estrategias, lineamientos de políticas, propuestas y acciones consensuadas con los Gobiernos Regionales para la reducción del riesgo, vulnerabilidades y disminuir los efectos del Cambio Climático en el Sector Agrario.

PROPUESTA DEL PLANGRACC-A:

Ante las evidencias constatadas en la fase de diagnóstico, se ha construido colectivamente una visión de futuro, y acciones concretas que están dirigidas a reducir la vulnerabilidad de la actividad agropecuaria, sobre todo en los sectores más pobres del país.

La Visión PLANGRACC-A al 2021. “Al 2021 el Sector Agrario peruano ha disminuido su vulnerabilidad y ha aumentado la resiliencia de las poblaciones rurales, a través de una mejor gestión de riesgo de desastres (GRD) y la aplicación de medidas de adaptación al cambio climático (ACC) a nivel local, regional y nacional, logrando un desarrollo productivo, sostenible y competitivo”. 

PLANGRACC-A y la Autoridad Nacional del Agua:

Es importante este plan por lo que representa para el país la seguridad alimentaría. 

La ANA ha trabajado en más de dos años, la formulación del Plan Nacional de Recursos Hídricos (PNRH) el mismo que contempla acciones en un eje estratégico: El cambio Climático y la Gestión de Riesgos, asimismo incide en aspectos de adecuación a estos fenómenos naturales por lo que se hace necesario articular ambos planes, en aspectos de seguridad hídrica, energética y alimentaria para el país. 

 

PLANGRACC-A (38Mb.pdf)

 

Resumen PLANGRACC-A (2.8Mb.pdf)

 

 

 

 

 

 

 

Regresar